asia

Día 7: Chiang Rai y Chiang Mai

Madrugamos… parece que es la palabra con la que empiezo todos los post: madrugamos. Qué repetía soy, pero es la verdad, oiga. A lo que iba, nos ponemos en camino en lo que va a ser un día un poco más diferente de lo que venimos haciendo.

La primera visita del día va a ser a una tribu para ver cómo viven su día a día. Esta parte hubiera estado genial, si no nos hubieran perseguido intentando vender cosas como pulseritas y llaveros varios. Por lo demás, sorprende. Viven con lo más básico en una zona que todo es del color de la arena esa naranja fuerte que pisan, debido a la deforestación que hay alrededor. Pero oye, qué felices se les ve, solo hace falta ver a los niños (a los que no están intentando vendernos nada) para ver que son simplemente felices donde están.

El autobús en el que vamos no puede ir por esos caminillos hasta llegar a la tribu, por lo que vamos en unos coches/camionetas que van abiertas por la parte de atrás para subir y bajar.

A la vuelta, pasamos por unos campos de arroz donde la contaminación por la deforestación hace que haya una neblina muy característica en el ambiente.

Mientras vamos de vuelta al autobús, no paro de pensar la diferencia entre sus vidas y la mía. La suerte de haber nacido donde he nacido y que sea yo la que los esté visitando y conociendo su cultura. Viven con lo mínimo, incluso con tan poco que a nosotros nos surgiría la duda de “cómo pueden vivir así”. Nos quejamos de que nuestra cama no es lo suficiente cómoda, que no nos llega la señal del wifi, que nuestro móvil no es el último del mercado, … pero no nos damos cuenta que no nos falta de nada, que tenemos en abundancia de todo lo que queremos y más, cuando otros, viven solo con lo que pueden y tienen. Y encima en Tailandia, no nos falta una sonrisa, ni un gesto de agradecimiento a cada paso que damos. Qué curioso es este mundo.

Después de coger ya nuestro autobús, ese tan cómodo y grande en el que vamos sólo 14 personas (ya lo veo hasta con otros ojos), vamos directos al Triángulo de Oro, donde se une Tailandia, Laos y Myanmar en la confluencia de los ríos Mekong y Ruak. Hacemos un pequeño paseo en barco para ir viendo las orillas de los diferentes países. Nos cuentan que se le conoce como el Triángulo de Oro más fuera de Asia, y que es conocido así por el tráfico de drogas tan grande que había entre los 3 países y el dinero que eso generaba. La mayor parte de heroína procedía de aquí, pero Afganistán se ha puesto a la cabeza. Y es que parece, que ahora, al menos Tailandia, quiere limpiar esa imagen por lo que nos insisten en que esa época ya es pasada y que los campos de opio se han sustituido por campos de té.

Después damos una vuelta por la zona, donde hay unas cuantas tiendas y cuartos de baño. Y aprovechamos para comprar algún que otro souvenir, como un elefante de jade, en una tienda donde todas las figuras son de jade.

Listos para subirnos al autobús, nos ponemos en rumbo hacia el Templo Blanco o Wat Rong Khun en Chiang Rai, en nuestro camino de vuelta para ir a Chiang Mai.

Se empezó a construir en 1996 y aún sigue creciendo, aunque la parte principal es el templo que veis en la foto de arriba, por los alrededores siguen construyendo. Hemos tenido suerte de que en ese momento el templo se reflejaba en el lago para poder hacer la foto.

El problema viene cuando intentamos hacer fotos del puente para entrar al Templo, donde se acumula la mayor parte de los turistas, donde todos queremos la foto.

En sí es espectacular, no hay un templo igual en el mundo. Chalermchai Kositpipat es el encargado de esta obra. Una vez dentro no se pueden hacer fotos ni vídeos, así que poco os puedo enseñar de dentro. Aunque sí os diré que es lo que menos nos gustó, decorado de color de oro lleno de personajes de comics, pikachu, el atentado de las Torres Gemelas en Nueva York, alien, iron man,… creo que pilláis la idea, todo eso junto a un Buda dorado, la verdad que la idea en sí no nos gustó, pero como gustos, colores, a muchos les encantó. Lo que está claro es que es una locura de sitio, a todos nos genera una opinión, a nosotros nos pareció una visita imprescindible en Tailandia.

Las partes más importantes del Templo Blanco que hay que visitar son: el puente de la reencarnación, la puerta del cielo, el ubusot y la casa de Oro. Pero si, además os dais una vuelta por la zona, pues veréis aún más cosas interesantes.

Las ofrendas en forma de corazón, son bastantes delicados, puedes comprar una y colgarla, y/o puedes comprar una para traértela a casa como recuerdo. Hay una mesa justo al lado, donde hay rotuladores para que añadas lo que quieras, como tu nombre y la fecha, o la petición que quieres hacer. Si no recuerdo mal (es que no lo apunté en su momento y mi memoria de Dori no da para tanto), son 20 baht cada uno.

Y antes de iros, hay una fuente donde la están agrandando justo al lado de la salida/entrada, donde podréis encontrar diferentes personajes ficticios como las tortugas ninja o alien:

Templo Blanco o Wat Rong Khun:
Horario: Lunes a Viernes de 8:00 a 17:00, Sábados y Domingos hasta 17:30
Precio: 50 baht

De vuelta al autobús, hoy nos espera el tramo más pesado en él. Hoy es domingo, y es día de elecciones, además, están haciendo obras por la carretera que nos lleva hasta Chiang Mai. En resumidas cuentas: muchos baches, mucho tráfico, mucho polvo entrando por el aire acondicionado, mucho autobús.

Pero llegar, llegamos. Y esta vez pasaremos 2 noches en el mismo hotel. El hotel donde nos quedamos esta vez, quizá no es tan vistoso como los otros (sigue siendo un hotel muy bueno) en los que hemos estado pero tiene una ubicación perfecta al lado del mercado nocturno de los domingos más famoso de Chiang Mai.

Aivá, espera, que es domingo de elecciones, por lo que no hay mercado nocturno de los domingos más famoso de Chiang Mai. Genial (nótese la ironía).

Visitamos otro mercado nocturno, que es super grande, y lo ponen todas las noches. Así que después de cenar, nos damos una mini vuelta por allí y decidimos que la noche siguiente estaremos más rato visitándolo. Otro día que caemos rendidos en la cama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s