asia

Día 10: desconexión y relax

Hoy es un día de desconexión total y relax. Nos levantamos para ver el amanecer, y estamos solos en la playa. No nos traemos nada más que un móvil para estar pendientes un poco de la hora (sí, también hacer una foto porque el cielo se ve espectacular). Es en esos momentos donde surgen las conversaciones, las reflexiones de lo que llevamos viviendo en Tailandia, de las sonrisas, de los templos, del calor, de lo que nos sorprende y de lo que más nos ha gustado, de los silencios cargados de significado, viendo dónde estamos ahora mismo y sintiéndonos simplemente agradecidos y felices.

Nos damos cuenta que empiezan a llegar gente del hotel, preparando las tumbonas, abriendo el bar/chiringuito al lado de la piscina y la playa, nos dan los buenos días. Y decidimos irnos a descansar un rato más antes de desayunar.

El desayuno. Aquí me paro. Mi comida favorita del día, donde puedo engullir lo que sea y que me sabe todo a gloria!! Siempre es mi momento favorito de los viajes, no nos vamos a engañar. Hasta ahora no he tenido ni una pega con los desayunos, muy continentales y con un surtido bastante bueno. Vamos que he comido como una gorda. Pero es que en este hotel, tienen algo que me hace derretirme del gusto. Son unos pancakes caseros que hacen y le ponen fruta encima, vale, así dicho no tiene nada de especial, pero es que la fruta aquí está deliciosa, es otro rollo, otro mundo. Y si me ponen mango, coco y plátano encima, yo soy personita feliz no, INMENSAMENTE FELIZ.

En fin. Después del baboserío por recordar cosa tan rica, vuelvo a lo que iba.

Después de desayunar y ya recuperando energía de los días atrás, queremos ir a investigar por los alrededores. Así que nos ponemos en marcha para ir andando hacia un lado de la playa, muy valiente con chanclas. Luego nos dimos cuenta que en el hotel nos daban zapatillas de playa (que cubren el pie y no vamos dando chancletazos como tontos en el agua) para poder ir andando. Porque sí, es todo arena en la playa, pero de vez en cuando hay rocas, y cangrejos. Así que andar con cuidado.

Después de un paseo bueno, escalando piedras (soy una caguica así que esto lleva tiempo), mirando como corren los cangrejos (modo niña chica “mira, mira, mira!!!” que parece que no he visto un cangrejo ni un pececillo en mi vida), intentando hacerles fotos (a la vista está que no conseguí ni una en condiciones), intentando llegar a una zona del mar que nos cubriera… Empezamos a tener hambre.

Volvemos al hotel, nos damos un buen baño en la piscina grande para refrescarnos, nos sirven 2 vasos de agua con hielo que se agradece (nos hemos ido muy valientes a caminar toda la mañana sin agua, pa habernos dao algo, oiga!), nos ponemos algo de ropa y a comer.

Esta vez, sobra algo de comida, pero no tanta como anoche, se nota que tenemos hambre. Que al final nos hemos pegado una buena caminata.

Y ahora nos toca hablar con el que vamos a contratar las excursiones que queremos hacer para mañana, un poco de snorkel, kayak y descubrir el parque nacional marino de Mu Ko Ang Thong, que nos han hablado muy bien.

La tarde la tomamos de relax y desconexión, dejamos los móviles y cámaras en la habitación y estamos entre la piscina privada y la playa, simplemente hablando, disfrutando del uno del otro, hablando sin prisas, disfrutando del momento y de lo que estamos viviendo, sintiéndonos afortunados por poder viajar y ver mundo juntos. Es de esos días que se para el tiempo, y simplemente disfrutamos.

Poco queda ya que hacer hoy, ver el atardecer tranquilos, cenar y dejarlo todo listo para el día de mañana. Así que toca irse a dormir con las pilas más cargadas y muy felices.

Oh no espera, que estamos como cangrejos, como gambas, como guiris totales, rojos como tomates!!! A por el bote de aloe vera y a untarse una buena capa. Eso nos pasa por venir blancos, y por irnos de valientes esta mañana a dar un paseo habiéndonos echado una capita de crema fina para ver si pillamos color, pues toma color!! Ay dioses…. verás tu mañana…. Y las risas que nos echamos de vernos coloraos, no nos la quita nadie. Ya sí que somos guiris totales!!

Categorías:asia, tailandia

Tagged as: , ,

2 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s